Actualidad

La historia del malbec y Argentina

El malbec es la uva emblemática de la Argentina. Originaria de Burdeos, Francia, se enamoró de la aridez y la amplitud climática del suelo andino, sobresaliendo por sí misma y convirtiéndose en la representante de la vitivinicultura argentina. Conozcamos algo más de la historia del malbec.

Historia del malbec

Es interesante conocer la historia del malbec y cómo llegó a nuestro país, pero antes digamos que la Argentina posee mayor superficie cultivada con malbec del mundo y es el único país en el que existen las cepas originales de la uva francesa.

En Francia es una uva poco cultivada, ya que una gran helada en 1956 aceleró su desaparición, ya afectada por la plaga de filoxera.

Fue introducida en Argentina en 1857 por el ingeniero agrónomo suizo Michel Aimé Pouget. En realidad Pouget había emigrado a Chile y allí conoció al futuro presidente argentino Domingo Faustino Sarmiento, exiliado en ese país.

Sarmiento tenía el sueño de desarrollar la industria vitivinícola y convenció al gobernador de Mendoza para que creara, el 17 de abril de 1853, la primera escuela vitivinícola del país, poniendo a su frente al ingeniero Pouget.

Por eso desde el año 2011, en homenaje a Pouget y por iniciativa argentina, el 17 de abril de cada año se celebra… ¡el Día Mundial del Malbec en más de 40 países! ¿Lo sabías? Pero esta historia tiene todavía más detalles emocionantes.

El malbec argentino

El ingeniero Pouget había traído de Francia plantas, semillas y variedades de uvas como malbecpinot noir y cabernet sauvignon, pero aquél se adaptó fácilmente al suelo árido, el clima seco y la impresionante amplitud climática de los Andes, desde la Patagonia hasta Catamarca, donde se encuentran nuestros viñedos.

El malbec argentino es de color intenso que varía entre el violáceo y el rojo rubí con matices oscuros. De cuerpo medio y taninos suaves y amables, las notas de cata evocan frutos rojos como ciruelas, guindas, moras y frambuesas, y aromas como a compota de ciruela, vainilla, chocolate o dulce de leche.

Si hablamos de maridaje, este vino puede estar presente desde la entrada hasta el postre.

  • Entradas: queso azul, frutas secas y uvas frescas moscatel; quesos más fuertes como el parmesano o los ahumados de leche de vaca o cabra, y otros más suaves como mozzarella y quesos cremosos.
  • Platos principales: carnes rojas suaves, carnes y vegetales a la parrilla, platos no muy condimentados, pastas con salsa de tomate o de trufas y platos mediterráneos. Puede convertir en platos sofisticados preparaciones simples como el locro o el guiso de lentejas.
  • Postres: chocolates combinados con frutos secos y pasta de higo.

Pero… como las parejas perfectas no existen, te invitamos a experimentar y encontrar por ti mismo la más gloriosa combinación entre el alimento y el malbec.

Por nuestra parte, te invitamos a descubrir nuestro vino de altura argentino Don Diego Malbec-Sirah.

Bodega Finca Don Diego Vinos de Argentina malbec argentino

Menú