Entorno

El refugio secreto de Finca Don Diego,
Una gota de vida en el medio del desierto.

El valle de Fiambalá es esa esperanza verde
flotando en un mar de polvo y viento.

Cercado por los seismiles, decenas de picos superiores a los 6.000 mts y con la frontera a la vista, este oasis es uno de los puntos más inaccesibles y exclusivos de Argentina.

Nuestras dunas, famosas por el Rally Dakar, son las más altas del mundo y son el escenario de algunas de las mejores experiencias para los deportes extremos, ya sea 4×4, moto o sandboard.

Pero los fanáticos de la altura y del rally no son los únicos peregrinos de esta zona. Las termas, los paisajes cinematográficos y la riqueza histórica del valle hacen de Fiambalá un punto de encuentro para los aventureros que buscan el límite del mapa y las personas que deciden cuidar su salud, alejadas de la gran ciudad.

Los aborígenes llamaron a esta zona Fiambalá, que en su lengua cacán significa “La Casa del Viento”. Ese viento es el que llena nuestros pulmones con la esencia de nuestras raíces y nos permite lograr la titánica tarea de producir el mejor vino en las condiciones más extremas.

Menú